El tabloide Daily Mail publicó un video inédito de 1996 en el que Michael Jackson responde a preguntas sobre acusaciones de abuso sexual. En las imágenes, el “Rey del Pop” se ríe, bosteza y evade con gestos de incredulidad las denuncias en su contra. Por aquel entonces el fallecido artista tenía 37 años y acababa de publicar su disco HIStory.


El interrogatorio se realizó en el hotel Four Seasons en la ciudad de Nueva York, donde se le preguntó sobre los supuestos abusos a Macaulay Culkin, Jordan Chandler y Brett Barners, que solían acudir al rancho Neverland de Jackson en California.


En el material de 9 minutos se puede ver a Jackson visiblemente nervioso, bosteza varias veces e incluso sonríe, pero sin responder a los funcionarios judiciales cuando le preguntan sobre las supuestas conductas sexuales inapropiadas con menores de edad.


Cuando decide hablar, aclara que no es homosexual y hace referencia a la religión diciendo: “Jesús siempre se rodeó de niños, así fue como me criaron, para ser así e imitarlo”.


“Quiero aclarar que si la gente escucha una mentira el tiempo suficiente, la cree. Han mentido sobre mí. Soy un afroamericano, estoy orgulloso de eso, me honra. El rumor del aclarado de piel es un rumor. No me blanqueo la piel. No soy gay“, se defiende Jackson.


La interpelación se produjo a causa de una demanda que cinco empleados de Nerverland interpusieron contra la estrella por despido sin causa. Michael Ring, uno de los demandantes, confesó que Jackson amenazó al personal que, según él, vio que actuaba de una forma inapropiada con los niños cuando lo visitaban en su famosa mansión.


Este material sale a la luz dos semanas después del estreno de Leaving Neverland en Sundance. Los críticos calificaron el film de “perturbador y devastador”.


La película, dirigida por Dan Reed, está enfocada en los testimonios de Wade Robson y de James Safechuck, que aseguran que el autor de “Thriller” abusó de ellos cuando eran niños. Robson tenía 7 años, mientras que Safechuck tenía 10 cuando conocieron al cantante.


El artista estadounidense, según sus relatos, les decía, repetidamente, que no podían revelar nada de lo sucedido en su mansión de Neverland, ya que, si lo hicieran, tanto él como ellos irían a la cárcel de por vida. Ambos presentaron sus acusaciones por abuso ante la Justicia cuando eran ya adultos, después de la muerte del cantante en 2009.


Jackson siempre negó cualquier acusación de abuso. El ganador de 13 premios Grammy murió el 25 de junio de 2009, a los 50 años, después de recibir una dosis letal de propofol.


Fuente: Infobae