El banco estadounidense JP Morgan Chase, una de las instituciones financieras más grandes del mundo, anunció este jueves el lanzamiento de su propia criptomoneda, la JPM Coin, un proyecto que iniciará su período de pruebas, en los próximos meses, para liquidar instantáneamente pagos internacionales entre sus clientes.

La información la dio a conocer el banco, este 14 de febrero, a través de un comunicado. Umar Farooq, jefe de proyectos blockchain de JP Morgan, también ofreció detalles en declaraciones a la cadena Cnbc. El ejecutivo indicó que el criptoactivo respaldado por el banco estará atado 1:1 con el dólar estadounidense, similar a un token anclado a esa divisa.

La JPM Coin tendrá tres usos potenciales: para realizar pagos internacionales entre sus clientes corporativos, transacciones de valores y servicio de tesorería como reemplazo del dólar en sus subsidiarias a escala global.

Umar Farooq indicó sobre el criptoactivo lo siguiente:

JPM Coin es una moneda digital diseñada para realizar pagos instantáneos utilizando la tecnología blockchain (…) La JPM Coin no es dinero per se. Es una moneda digital que representa dólares estadounidenses que se encuentran en cuentas designadas en JP Morgan Chase N.A.

Umar Farooq, Jefe de proyectos blockchain,  JP Morgan

En cuanto a su aspecto técnico, Farooq declaró que la criptomoneda se emitirá en “Quorum blockchain y posteriormente se extenderá a otras plataformas”. Además, dio a conocer que el criptoactivo estará disponible en “todas las redes blockchain estándares” sin ofrecer más detalles.

Quorum es una aplicación sobre la red de ethereum que ha sido desarrollada por el propio banco, especializada en ledger distribuidos y contratos inteligentes bajo un perfil empresarial. El banco la definecomo una plataforma “ideal para cualquier aplicación que requiera procesamiento de alta velocidad y alto rendimiento de transacciones privadas dentro de un grupo autorizado de participantes conocidos”.

Al ser consultado sobre si la JPM Coin podría ser utilizada por usuarios individuales, señaló que por los momentos no será posible debido a que se trata de un prototipo. En esta primera fase será probada con un “pequeño número de clientes institucionales”. En caso de que las pruebas resulten satisfactorias, el plan piloto será extendido a finales de este 2019.