El cantante Farruko narra ante las cámaras de el Gordo y la Flaca como fue el día en que lo fueron a buscar con una orden de arresto a su casa y de como fue el proceso de tener un grillete en su tobillo como monitoreo de sus movimientos, todo esto como consecuencia de entrar a los Estados Unidos con la suma de $52 USD en su equipaje, algo que el cataloga como un desliz, un error que le ha costado muy caro.


Confiesa que esta situación le ha hecho reflexionar, le ha demostrado quienes son sus amigos leales, aprovechar el valor de la libertad y sobre todo entender que hay reglas que uno no puede actuar en la vida sin control. También reconoce el soporte tan fuerte que ha sido su familia y su esposa, que siempre está ahí para él a pesar de todas las fallas que él reconoce ha cometido.