Un hombre fue condenado a 20 años de cárcel por violar a su hijastra adolescente. Una pena ejemplar según la magistrada del caso ya que considera que el ministerio público debe velar por el bienestar y seguridad de los menores.


El condenado sigue defendiendo su inocencia, afirmando que lo están involucrando en algo que él no hizo, por lo que sus abogados apelarán la sentencia en la corte.