El director Nacional de la Policía Nacional, mayor general Ney Aldrin Bautista, calificó como un duro golpe para esa institución la muerte del coronel Daniel Ramos Álvarez, ocurrida esta tarde en Baní, cuando enfrentó una banda de microtraficantes en un punto de drogas. Al lamentar lo sucedido, Aldrin Bautista dijo que cada vez que le matan un hombre en el ejercicio de sus funciones la institución padece un gran vacío. El oficial, tras enterarse de la muerte del coronel, se trasladó a Baní, para dirigir personalmente las investigaciones sobre el hecho.


Fuente.: listindiario.com