Santo Domingo


El presidente de la Unión de Farmacias, Raúl Hernández Castaños, denunció  que para que una farmacia pueda ser contratada por una Administradora de Riesgo de Salud (ARS), debe otorgar un 10% de descuento en la facturación para poder dispensar los medicamentos a sus afiliados.


“Las ARS quieren quedarse con los negocios de los dueños de farmacias. Ahora muchas ARS están exigiendo que para que una farmacia pueda ser contratada por ellos tiene que firmar un contrato que otorga un 10% de descuento en la facturación, porcentaje se convierte en el 43% de los beneficios brutos del dueño de farmacia”, manifestó Hernández Castaños.


Hernández Castaños, quien habló antes de iniciar la premiación de los Morteros de Oro, premios que cada año otorga la Unión de Farmacias, dijo que los dueños de farmacia están autorizados a ganarse un 23% sobre el precio de venta, algo que está establecido desde 1973, “pero de ese 23%, las ARS les están exigiendo un 10% para poder firmar contrato de afiliación, y ese 10% es el 43% del total ganado”.


“Lo que es peor es que si ellos exigieran ese porcentaje para devolvérselo a sus afiliados uno lo entendiera, pero eso es para aumentar sus ganancias”, precisó Hernández Castaños, previo al evento realizado en el Hotel Dominican Fiesta.


Aseguró que la Ley 87-01 de Seguridad Social no contempla ese porcentaje y que esto se presta a corrupción, porque ellos, cómo tienen la libertad de contratar a sus prestadores de servicios, pueden negociar sin que nadie intervenga.


“Todo esto ocurre bajo la mirada indiferente y a veces hasta complaciente de los organismos que deben regular sus macabras actuaciones, lo han hecho de manera oficial y bajo contratos, cuyas copias envían a la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (SISALRIL)” indicó.