Kim Kardashian hizo una fuerte revelación en el más reciente episodio de Keeping Up With the Kardashians. La estrella de reality admitió durante una conversación con Scott Disick y Kendall Jenner que estaba drogada cuando se grabó teniendo sexo con su ex novio, Ray J. El video la catapultó a la fama internacional.


“¿Tú eras divertida, cierto? ¿En una época eras salvaje, verdad?“, le preguntó Disick a Kim sobre sus días de chica rebelde.


“Cuando me casé estaba drogada con éxtasis“, confesó Kim en referencia a su corto y fallido matrimonio con el productor Damon Thomas. “La primera vez que consumí éxtasis me casé, la volví a tomar y grabé un video teniendo sexo. Siempre algo malo pasaba”.


La revelación de la millonaria empresaria sorprendió a su cuñado.


“¿Estabas drogada cuando hiciste el video?”, preguntó el ex de Kourtney incrédulo.


“¡Totalmente!”, respondió la mayor de las hermanas Kardashian. “Todo el mundo lo sabe, me temblaba la mandíbula todo el tiempo”.


La grabación se convirtió en el video porno más visto de la historia, con 100 millones de vistas.


“Kendall verdaderamente no tiene idea”, aseguró Kim. “Definitivamente pasé por una época de chica rebelde en los últimos años de mi adolescencia. Pero ya no soy así”.


En una entrevista con Oprah en el año 2012 Kim había dicho que se sintió “humillada” tras la publicación del sex tape. Sin embargo, ahora cambió su perspectiva.


Soy consciente de que esa fue mi presentación al mundo, reconoció la esposa de Kanye West. “Fue por algo negativo así que tuve que trabajar 10 veces más fuerte para que las personas me conocieran como realmente soy“.


Fuente: Infobae