El pasado 6 de octubre, Eduardo N., estudiante de una escuela de fotografía de la Colonia del Valle (Ciudad de México), perdió los dos pies tras ser arrollado por un tren al cual había trepado para tomar fotos, informa prensa local.


El joven, de 25 años de edad, decidió subirse a un convoy en movimiento que estaba pasando a una velocidad baja por las vías en la Colonia Pensil.


Según reportó la Policía, Eduardo usó una escalera para subir al techo del vagón y allí empezó a tomar imágenes hasta que, supuestamente, decidió hacerse una ‘selfie’, momento en el cual resbaló y cayó hacia un costado del tren, con tan mala fortuna que las ruedas pasaron por encima de sus pies y los amputaron.
Al escuchar los gritos del joven, varios agentes de la Secretaría de Seguridad Pública acudieron para socorrerle y llamaron a los paramédicos, quienes, tras atender a Eduardo en el lugar de los hechos, lo llevaron al Hospital Rubén Leñero para ser internado.