El Colegio Médico Dominicano, las Sociedades Especializadas y la Asociación Nacional de Clínicas Privadas (Ancelip) acusaron ayer a la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (Sisalril) de servir a los intereses de las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS).


Argumentan que Sisalril se niega a aceptar que el primer nivel de atención quiera iniciarse por el régimen contributivo, cuando la prioridad del Estado debería ser el régimen subsidiado y contributivo subsidiado.
Los doctores Wilson Roa, Rafael Mena y Santos Ramírez, acompañados de presidentes de sociedades médicas, advirtieron que comenzar el primer nivel de atención por el régimen contributivo atenta contra el derecho a la libre elección. “Queremos llamar la atención a los pacientes, los cuales deben saber que de lo que se trata es de transferir lo poco que queda en el sector salud a manos de la alta empresa privada, al capital financiero y a las aseguradoras”, dijo Roa, quien insistió que el afiliado del régimen contributivo perderá el derecho a la libre elección.
Señaló que la atención primaria en el régimen contributivo pertenece a los pacientes que pueden pagar, a los cuales se les aumentará la cápita de RD$104.87.


Dijo que el Gobierno está planteando abandonar el régimen subsidiado, los que solo tienen la opción de recibir atención en los hospitales y centros públicos. Esto afectará a más de 80 mil empleados directos y a más de 100 mil afectados en forma colateral, lo que incluye a médicos, paramédicos, bioanalistas, técnicos de laboratorio y farmacias.
Los representantes de las diferentes entidades del sector salud aseguran que los planes de Sisalril afectan el desarrollo del sistema de seguridad social.


Dicen en que el proyecto presentado para iniciar el primer nivel de atención en el sector privado corresponde a las ARS, con lo que Sisalril se asocia con las aseguradoras privadas.


Fuente: Hoy.