El ex abogado de Donald Trump, Michael Cohen, se declaró culpable de varios delitos, incluido el de violar las normas de financiación de campañas electorales por comprar el silencio de mujeres que tuvieron supuestas relaciones con el ahora presidente de EEUU.

Cohen, de 51 años, dio su declaración de culpabilidad en una corte federal de Nueva York. Los demás cargos involucran fraude bancario y evasión de impuestos. Como parte de su acuerdo de declaratoria, Cohen aceptó no impugnar ninguna sentencia de entre 46 y 63 meses.

Preguntado por un juez federal en Manhattan, Cohen dijo que pagó 130.000 y 150.000 dólares a dos mujeres -la actriz porno Stormy Daniels y la ex modelo de Playboy Karen McDougal- que afirmaron haber tenido una aventura con Trump a cambio de su silencio, “a solicitud del candidato” y “con la intención de influir en la elección” presidencial de 2016.

La declaración de Cohen se produjo después de meses de investigaciones federales y de un distanciamiento con el presidente, por quien “recibiría una bala”, según él mismo dijo alguna vez.\

El letrado, que quedará en libertad bajo fianza, conocerá su pena el próximo 12 de diciembre y se enfrenta a la posibilidad de pasar varios años en la cárcel, según avanzaron varios medios estadounidenses

La cadena NBC había informado hoy de que Cohen estaba negociando con las autoridades y que podría haber una decisión inminente, aunque apuntaban a que las discusiones se centraban en otros posibles cargos como fraude fiscal y delitos bancarios.

El FBI registró el 9 de abril la oficina de Cohen en Nueva York y confiscó documentos relacionados con distintos asuntos, entre ellos los supuestos pagos a Stormy Daniels.

Recientemente, el propio Cohen filtró a CNN una grabación en la que él y Trump hablan antes de las elecciones de 2016 sobre otro posible pago para silenciar a la ex-modelo de Playboy Karen McDougal, quien asegura haber tenido un idilio con el ahora presidente.

En paralelo, el abogado estaba siendo investigado por otros asuntos como fraude fiscal y delitos bancarios y había dado a entender que estaba dispuesto a dar información contra Trump a las autoridades a cambio de evitar una pena de cárcel.