El hombre que llevaba sin cortarse las uñas desde 1952 acaba de poner fin a su récord con una sierra mecánica


En 1952, Shridhar Chillal dejó de cortarse las uñas. Más de medio siglo después, 66 años exactamente, el hombre récord con unas “garras” de más de 900 centímetros de largo, ha decidido poner fin a la aventura. Así se cortan unas uñas que pasarán a formar parte de un museo de Nueva York.
Ocurrió este pasado miércoles, Shridhar Chillal natural de India y poseedor del récord mundial Guinness de las uñas más largas jamás registradas en una sola mano, finalmente se las cortó. O para ser más precisos, un técnico con una máscara y una pequeña sierra mecánica las cortó cuidadosamente durante una “ceremonia” en Nueva York.



A sus 82 años, las uñas de Chillal han estado creciendo desde que tenía 14 años, y cuando se midió por última vez, tenían una longitud combinada de aproximadamente el mismo tamaño que un autobús de Londres, más de 900 centímetros (su uña más larga estaba en su pulgar, de 197 centímetros).


Aunque orgulloso de ellas, Chillal se ha enfrentado a dificultades cada vez mayores debido a su peso, o la desfiguración de los dedos y la pérdida de función en la mano izquierda. El daño a los nervios causado por el inmenso peso de las uñas también ha causado sordera en la oreja izquierda de Chillal.
Así que finalmente ha decidido poner fin. Sus garras se exhibirán al público a partir de ahora en el museo de Times Square… aunque no sabemos durante cuánto tiempo aguantarán en buen estado.


Fuente: Gizmodo