Un residente de Hawái (Estados Unidos) vio fuentes de lava roja levantándose cerca de su finca al llegar a casa el domingo pasado.


El vecino grabó ese fenómeno telúrico desde una distancia de 30 metros. Su vivienda, situada en la población de Leilani Estates, fue una de las 35 casas destruidas por la erupción del volcán Kilauea.


El volcán, ubicado en la isla de Hawái, entró en erupción la semana pasada tras una serie de sismos. Las erupciones de lava alcanzan hasta 70 metros de altura y amenazan a decenas de inmuebles más. Cerca de 2.000 personas ya han sido evacuadas del lugar.


Fuente: Actualidad RT