El Buró de Investigaciones Federales de Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés) allanó este lunes la oficina y la residencia en Nueva York de Michael Cohen, abogado personal desde hace años del presidente estadounidense Donald Trump.


Los agentes federales actuaron a partir de una “recomendación” del fiscal especial Robert Mueller, señaló el abogado de Cohen en un comunicado posterior al allanamiento.


Mueller investiga la supuesta intervención de Rusia en las elecciones presidenciales de EE.UU. en 2016.


Los funcionarios incautaron “comunicaciones privilegiadas” entre Cohen y sus clientes, señaló su abogado, Stephen Ryan.


Entre los papeles, según reportan medios locales, hay pagos a la actriz porno Stormy Daniels.


Cohen está bajo el escrutinio público tras haber admitido que, días antes de las elecciones, hizo un pago de unos US$130.000 a la actriz, cuyo nombre real es Stephanie Clifford.


Clifford, quien alega haber tenido un encuentro sexual con Trump poco después de que su esposa Melania tuviera a su hijo Barron, dijo que le pagaron para que no hablara públicamente de la relación.


Ryan calificó el allanamiento como “inapropiado e innecesario”.