El hombre explica que realizó un experimento para hacer apología de la belleza femenina.


Ilái Diáguilev, residente de Kazajistán de 22 años, fingió ser una joven para enviar sus fotos a un concurso virtual de belleza a nivel nacional. Se presentó como ‘Arina’ y después de la votación su foto ocupó el primer lugar de la lista de 10 finalistas.


“Había alrededor de 4.000 inscripciones provenientes de todo Kazajistán, pero yo pasé a la final”, explicó Ilái a Sputnik Kazakhstan. A estas alturas, el joven decidió no ir más allá y admitió que en realidad es un hombre. Los organizadores del concurso Miss Virtual Kazakhstan lo descalificaron y lo reemplazaron por otra participante.


¿Por qué lo hizo?
El joven, que trabaja como modelo, decidió llevar a cabo ese experimento para hacer propaganda de la “belleza y carisma femeninos naturales”.


“Tuve una discusión con mis amigos sobre la belleza. Y luego decidí tomar parte en este concurso. Yo mismo siempre he defendido la belleza natural”, ha explicado el joven.


“Actualmente la mayoría de las chicas se parecen una a otra, todas llevan el mismo maquillaje, se visten de forma igual y creen que si siguen las tendencias, son hermosas. Yo no opino igual”, ha asegurado.


Fuente: RTNEWS