Kevin Spacey tendrá que sumar ahora señalamientos de racista, a las acusaciones de acoso sexual que ya pesaban en su contra.


Earl Bluejefe de VIP Protective Services, una compañía de seguridad que proveyó servicios durante el rodaje de la primera temporada de “House of Cards”, dijo que el actor tenía actitudes racistas.


De acuerdo con el Daily Mail, Blue señaló que algunos de sus empleados de color se encontraban viendo el avance de la historia de intrigas políticas de Netflix, cuando Spacey se molestó.


No quiero que negratas vean mi trailer“, habría mencionado el caído en desgracia histrión.


Los encargados del set, tras las quejas de Blue por tal comportamiento, habrían dicho: “Esa es su manera de ser. Tenemos que mantenerlo contento“.


Uno de los empleados, de nombre Eric Lylesdijo por su parte que Spacey se resistió a estrechar manos con él.


Blue, cuya compañía ha trabajado para Oprah Winfrey, mencionó también que su contrato con la producción no fue renovado, a pesar de no haber tenido ningún inconveniente.