Parte 2:



SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Casi trescientos frascos de un anestésico con paradero desconocido, es el más reciente robo detectado en el hospital regional José María Cabral y Báez.


La sustracción de equipos y medicamentos se remonta a 10 años atrás, sin que hasta este momento haya una sola condena.


Por primera vez, en este caso, hay tres personas imputadas, se trata de tres empleadas de la institución, dos de las cuales cumplen prisión preventiva.


Las autoridades del Ministerio Público no descartan la inclusión de otros imputados conforme avance la investigación.


La fiscal Luisa Liranzo adelantó que trabajan conjuntamente con otros organismos e instituciones y que la Procuraduría Especializada de Persecución a la Corrupción Administrativa, Pepca, les ayuda en el caso.