San Francisco de Macorís


La incertidumbre se ha apoderado de los familiares de la adolescente Emely Peguero, la cual desapareció en estado de gestación el pasado miércoles, sin que hasta el momento se tenga una pista sobre su paradero.


“Se han encontrado pruebas que son pistas importantes para que a esta hora nosotros tengamos algo de Emely, sea viva o muerta”, dijo su abuelo, Jorge Polanco. Agregó que la familia de Emely está angustiada y se mantiene por demás en suspenso, porque las autoridades han tratado con “manos blandas” al novio de esta, Marlon Martínez, de quien aseguran sabe todo lo que le ocurrió el día en que se “esfumó”.


“Ellos salieron juntos, dizque para el médico, pero él regresó solo y cuando le preguntábamos por mi nieta, dijo que la había dejado en una bomba, pero las evidencias dicen que ella nunca estuvo en ese lugar”, dijo Polanco. La desesperación de la familia es tan angustiante, que ayer “peinaron”, ríos, cañadas y arroyos, así como bosques y otras áreas que puedan ser utilizadas para esconder un cadáver.


“Solo contamos con los medios de comunicación, porque las autoridades de la provincia, están dando un trato preferencial al sospechoso, solo porque es hijo de un general y una dirigente política”, aseguró Polanco.



Dijo que ya se cumplieron nueve días de la desaparición de la adolescente y aún con todas las evidencias encontradas en el apartamento del sospechoso, sienten que las autoridades lo están manejando con “manos tibias”.


“Nos sentimos como en un limbo, en un vacío, pues no hay nada bueno. Esperamos lo peor realmente”, agregó.


Infomó que los jóvenes de Cenoví quieren lanzarse a las calles para demandar castigo para la persona que señalan como culpable de la desaparición de Emely.


(+)
RASTREO EN LA PROVINCIA

Miembros de los departamentos investigativos de la Policía Nacional rastrean varias zonas de las provincias Duarte y Hermanas Mirabal, en busca de la adolescente de 15 años. En compañía del Ministerio Público allanaron la casa de Martínez. Vecinos y familiares de la joven, así como estudiantes del liceo Max Henríquez Ureña de Cenoví, se integraron a la búsqueda y rastrearon fuentes acuíferas, montes, alcantarillas de la comunidad Ranchito, entre San Francisco y La Vega. El fiscal de la provincia Hermanas Mirabal, Viterbo Cabral, se negó a ofrecer detalles a los periodistas sobre las acciones que se ejecutan para tratar de localizar a la joven. Asimismo, la PN negó el rumor que daba cuenta que Emely habría aparecido muerta en una finca.


Fuente: Listín Diario.