Santo Domingo


“Yo lo único que le suplico que me diga dónde está el cuerpo de mi hija”, son las palabras de una madre que tiene roto su corazón. No tiene esperanza y lo único que la puede tranquilizar es enterrar a su niña.


Esa es la súplica de  Adalgisa Polanco, la madre de la adolescente embarazada Emely Peguero que hoy tiene una semana desaparecida.


“No hay esperanza, ya sabemos que está muerta. Y él (Marlon Martínez) que por favor diga dónde la tiró. Es lo único que le pido, que ya no me haga sufrir más. Ya me la mató”, expresa con una voz seca de tanto llanto al programa radia El Sol de la Mañana.


A pesar de que el principal sospechoso del crimen y padre de la criatura que Emely llevaba en su vientre,  Marlon Martínez, no ha admitido el delito, Polanco está convencida de que él es el responsable.


Afirma que el cadáver de su hija se ha tratado de ocultar, por lo que ruega le sea entregado.


“Yo lo único que le suplico que me diga dónde está el cuerpo de mi hija… Él es un psicópata”, pide.


El martes, el encargado de seguridad del residencial donde vive Marlon, Kelvin Jiménez, asegura que vio cuando el joven, sacó dentro de un saco, el cuerpo de la adolescente de su vivienda.


La niña tiene hoy 8 días de desaparecida y hasta el momento no se conoce de su paradero. Ayer salieron a buscarla compañeros de clases, policías y dirigentes comunitarios, en un operativo que peinó las provincias de Duarte y de Hermanas Mirabal.


Fuente: Listín Diario.