Carolina Pichardo

Santo Domingo


¿Te imaginas que tu vida se base en vivir dentro del agua, disfrutando de maravillosas playas, ríos y cascadas, o simplemente tengas la oportunidad de explorar bosques y encontrar lugares mágicos, como si estuvieras en unas eternas vacaciones?


Ese es el motor de Aquaman, un joven aventurero que hace unos días posteó un video en Youtube que se hizo viral en las redes sociales por mostrar “La otra cara de Haití”.



“AquamanRD”,  con 50 mil seguidores en su cuenta de Instagram, le hace honor a su apodo, porque literalmente pasa la mayor cantidad del tiempo sumergido, pasión que comenzó a los cinco años cuando rondó por primera vez por la naturaleza. No imaginó que 21 años después, ese pasatiempo formaría parte de su día a día.


Con “La otra cara de Haití”,  tuvo en su primer día, el 20 de julio, 15 mil visitas, superando sus expectativas de solo 10 mil. En la actualidad tiene más de 100 mil reproducciones.



Preparación Haití



Los planes iniciaron hace tres años, cuando ya había visitado casi toda República Dominicana y al ver que en los medios de comunicación daban a conocer noticias referentes a la miseria y pobreza haitiana, empezó a investigar a profundidad para destacar en un documental de 10 minutos, los lugares turísticos y rincones a los que casi nadie tenía acceso.


“Ustedes saben que siempre las noticias presentan una cara de Haití que es real en realidad, la pobreza, los problemas migratorios, enfermedades, entre otras cosas, pero también hay una cara que no muestran, que es dónde están los lugares maravillosos de ese país que tiene muchísimos tesoros y hoteles lujosos, que deberían darse a conocer al mundo igualmente”, cuenta el estudiante de bioanálisis, José Castillo, su nombre de pila.


Cuando ya tenía planeado el recorrido por el país, buscó a través de una página de turismo haitiana para conseguir un buen hotel y así ir con toda seguridad a por la nueva aventura. Armó sus maletas para en ocho días vivir una de sus mejores experiencias.


Entre los lugares que visitó se encontraron Labadee, ubicado en la costa norte de Haití. Próximo a Cabo Haitiano, en la cima de unas colinas, visitaron Citadelle Laferrière, una de las fortalezas más grandes de toda América.


Durante el viaje también conocieron Palais Sans Souci, declarado Patrimonio Universal de la UNESCO, por su carga histórica y belleza arquitectónica.


Pero su lugar favorito en Haití fue Jacmel, en la parte sur. Allí está el río más azul del país, aunque lamentó que cuando fue a visitarlo estaba sucio por las lluvias. A pesar del mal tiempo, le encantó el colorido de las montañas y la calidez de las personas. Otro aspecto que llamó su atención fue la seguridad que sentía en la zona.


Uno de los momentos que nunca olvidará fue cuando subió hasta la cúspide del Saut-Mathurine, una cascada muy alta, de la cual quería lanzarse y que logró, para que el video se tornara más interesante, pero con risas recordó que por un momento temió que sus compañeros se quedaran atrapados debajo de las fuertes aguas de la fuente.



Costo del turismo


En la República de Haití el turismo es más costoso que en Dominicana: solo el recorrido por una de las zonas céntricas, llamada Cabo Haitiano, tiene un precio aproximado de 180 dólares norteamericanos, incluyendo el hospedaje, comida, guías y entradas a sitios turísticos.


José Castillo recomendó que si alguien piensa visitar el país completo debe tener un presupuesto aproximado de 50 o 60 mil pesos dominicanos. Aunque confesó que su excursión tuvo un costo menor porque se quedó a dormir a casa de amigos y algunos hoteles le hicieron ofertas, así que solo gastó la mitad del presupuesto advertido.


Gastronomía


En Haití no solo se puede disfrutar de balnearios, también puede hacerlo de platillos característicos como el maíz asado. Esto le gustó tanto que en un punto sus compañeros se burlaban de él cada vez que veían un puesto de comida del cereal.


Otra de las experiencias que le tocó fue en el primer día, cuando llegó al hotel agotado porque previamente había visitado Cabo Haitiano, pasó que al momento de comer algo ligero, una ensalada fue llevada a su mesa y al probarla estaba tan picante que por poco quema su boca.


“Al parecer en la gastronomía haitiana utilizan mucho picante”, comentaba entre carcajadas.


Entre sus planes para el futuro está viajar a otros países de Latinoamérica como México, Costa Rica, Bolivia y Colombia.


El joven realiza excursiones semanales a todas partes del país, y aunque actualmente reside en la ciudad de Santiago, su corazón tiene un fragmento en cada provincia dominicana que ha visitado.


Haití fue una aventura que marcó su vida, cada vez que ve haitianos les enseña el video para que se sientan orgullosos de lo que tienen y también descubran zonas de su país. Además motiva a todo el mundo a que vaya a descubrir la otra cara de Haití para que conozcan sus encantos ocultos.



 Fuente: Listín Diario