Por José Díaz Nin


Pasos para conducir la economía del hogar de forma que permita ciertas satisfacciones, cero preocupaciones y salir adelante:


1. Visita, uno o dos veces al mes el supermercado y compra únicamente los alimentos o artículos que va usar en los próximos 15 días o por el mes completo: Arroz, aceite, habichuelas, sal, azúcar, pastas, así como algunas carnes, jugos, meriendas, frutas y verduras para la semana.


2. No vayas al supermercado a comprar un artículo que te hace falta porque casi siempre termina comprando otros artículos que no necesitas.


3. Recuerda que la abundancia crea necesidad. No compres mucho de una cosa para aprovechar especiales. Si pones 1 litro de jugo en la nevera un litro se consume si pones 3 litros tres litros se consumen.


4. Establezca ciertos controles en el suministro de alimentos y artículos del hogar, especialmente cuando hay niños y adolescentes.


5. Trata de que el papel sanitario tenga un dispensador


6. Durante el día procura el ahorro de energía y de agua. Apaga los bombillos y cierra las llaves de paso del agua antes de salir en la mañana y durante la noche mantener encendido los bombillos que realmente necesites.


7. Limita el uso del teléfono a llamadas necesarias y por el tiempo prudente. Hágale saber a la familia, en especial a los adolescentes, que el teléfono es una necesidad no un lujo.


8. Trata de que la familia se concentre alrededor de un televisor. Se logra la unidad de la familia y se logra ahorrar energía. No esperes que se vaya la luz para sentarse todos en la galería, aunque ese es uno de los beneficios que tiene un apagón.


9. Si tienes cisternas o bombas ladronas de aguas tratas de usarlas una vez al día, compra un tinaco o embase y almacena el agua del día.


10. Recuerda que caminar a pie es salud. Trata de programar las salidas en tu automóvil, antes de salir usa el teléfono, pregunta, los viajes chinos salen muy costosos.


11. Trata que el uso de Internet, celulares, cables y otros servicios medidos se usen por el tiempo prudente, recuerdas que cada miembro del hogar debe adquirir conciencia de la necesidad de ahorrar.


12. Comparte siempre con tu familia. El paseo en familia es menos costosos, la familia comprende y esta consiente de la necesidad de ahorrar así como de las condiciones económicas en que se vive.


13. Trata de utilizar el crédito adecuadamente, no abra crédito en un colmado donde el jefe de la familia no tenga control.


14. No coja préstamos o use los servicios de compraventas, para pagar compromisos pasados.


15. Si trabajas, siempre trata de no comprometer el 50% de tu salario y oblígate a ahorrar un 10%. Cada trabajador debe tener ahorrado por lo menos el monto de 3 salarios.


16. No coja fiao todo lo que se ofrece. Recuerda la obra de teatro. “Coge fiao queda pelao”.


17. No te dejes arrastrar por la vanidad, vanidad es vanidad decía el predicador, los lujos y detalles en la casa son muy costosos, los adornos en los automóviles son muy costosos. Viva en un ambiente de humildad y sencillez. El que no se puede apear se hondea.


18. Recuerda que según Abrahán Lincoln, uno es feliz tanto como decide serlo. También decía el ex presidente que la expresión de un rostro es más importante que el vestido.


19. Trata de no comprometer el dinero que no has ganado, esta es la calve del éxito en la economía domestica.


20. Contribuya con la salud, deje a un lado las frituras en las comidas normales, las frituras consumen gas y aceite atentan contra los niveles de colesterol.


21. Mida el arroz y el aceite que va consumir, que sea el suficiente y necesario. Antes de las comidas coma frutas.


22. Cuando llegues a la casa vota el estrés, Limpia tus zapatos, lava tu auto, lee un buen libro, recorta las gramas, limpia el jardín, organiza las gavetas o el clóset, no todo se debe pagar.


23. Absténgase de comprar: Quesos, meriendas. jabones, cosméticos de marca, pastas dentales y productos importados que resulten caros. Existen en el mercado buenos precios en productos dominicanos de tanta calidad como los que vienen de fuera.