unnamed-14La Organización Cristiana Paz Dominicana advierte al país que la empresa minera de capital canadiense la Barrick Gold y la Gold Corp han diseñado una estrategia consistente en echarle toda la responsabilidad de la contaminación de la zona donde operan en la Provincia Sánchez Ramírez a la Enviro Gold, otra minera que se encuentra en la zona trabajando con los desechos de la antigua mina de la Rosario.


“Es una abominación al país lo que está ocurriendo en la zona minera de Cotuí, ahora resulta que la Enviro Gold es la responsable de la infernal contaminación existente en toda la zona de explotación minera, ese ha sido parte de su plan perverso para evadir la justicia dominicana y la fiscalización responsable de las instituciones encargadas de hacer cumplir con las leyes ambientales”. Explico el vocero de la entidad cristiana el misionero Rafael Guillen Beltre.


“La Barrick Gold le ha puesto precio a las conciencias de la mayoría de los líderes comunitarios, los compra con prebendas, aprovechando el estado de necesidad que se padece en esas comunidades vecinas de la Barrick Gold. Y ahora están dirigiendo la lucha contra la Barrick Gold contrala Enviro Gold, para que las sanciones que se produzcan solo afecten a esta pequeña minera mientras dejan de lado las agresivas operaciones de la gigante del oro Barrick Gold, que ha destruido toda la zona con dichas operaciones”. Manifiesto Guillen Beltre de Paz Dominicana.


“Me he visto obligado a tomar muy en serio las advertencias que me hicieron de las mismas comunidades y de periodistas internacionales, que existían planes de esa minera para malograr el liderazgo de Paz Dominicana, como ha ocurrido en otros países de America Latina y lo peor ha sido el silencio cómplice de las autoridades del presente Gobierno, que no han hecho nada para evitar esta horrenda persecución en nuestra contra. Y he tenido que apartarme de la zona temporalmente y cuidarme mucho más, ellos saben muy bien que tranquilo no estamos, que seguimos trabajando a otro nivel”. Acotaron los misioneros.