image_content_8109546_20170410165602SAO PAULO. El grupo Odebrecht, implicado en el escándalo de corrupción en Petrobras, causó daños por valor de 5,684 millones de reales (unos 1,810 millones de dólares) en 11 contratos inflados firmados con la estatal entre 2003 y 2014, según un informe de la Policía Federal obtenido hoy por varios medios locales.


“En valores actuales, las pérdida directas de Petrobras, solamente en los contratos del Departamento de Ingeniería (de Petrobras) con la empresa Odebrecht, fue de 5.684 millones de reales (unos 1,810 millones de dólares)”, asegura el documento policial divulgado por varios medios, entre ellos ‘O Estado de São Paulo’.


De acuerdo con el diario, el informe está anexo a las investigaciones de la operación conocida como Lava Jato, que depura desde hace tres años la gigantesca trama corrupta que desvió millonarios fondos de la petrolera.


Odebrecht, la mayor constructora de Brasil, participó de un “cartel” con otras 15 importantes constructoras del país para hacerse con las licitaciones de manera fraudulenta de Petrobras, según ha descubierto la investigación.


Las autoridades comprobaron que ese exclusivo grupo obtenía contratos amañados con Petrobras, inflaban los valores y repartían las diferencias entre directores de la petrolera estatal y partidos políticos que amparaban la práctica y legislaban a favor de estas empresas.


El documento filtrado tiene fecha del 30 de septiembre de 2016 y la firma de tres peritos que analizaron contratos obtenidos por Odebrecht entre 2003 y 2014 con valores superiores a 100 millones de reales (unos 32 millones de dólares) cada uno para contabilizar un total de once.


Hay evidencias


Los investigadores afirman que “hay evidencias suficientes para concluir que el llamado ‘Club de los 16’ actuó en cartel para elevar arbitraria e injustamente los precios en licitaciones de Petrobras”, reza la información.


Además de Odebrecht, el “cartel” estaba integrado por Camargo Corrêa, Andrade Gutiérrez, OAS, Queiroz Galvão, Engevix, Galvão, GDK, Iesa, Mendes Júnior, MPE, Promon, Skanska, Toyo Setal, Techint y UTC.


La corrupción en Odebrecht no se limitó a Brasil y se expandió por otra decena de países de Latinoamérica y África, cuyas autoridades investigan el pago de sobornos a políticos de parte de la constructora.


En Brasil, el escándalo, que ya ha enviado a prisión a varios políticos y empresarios, ha salpicado a la figura del presidente Michel Temer y a varios de sus ministros, así como a los exmandatarios Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff.


El terremoto político se generó a raíz de los acuerdos de colaboración con la Justicia que han firmado 77 exdirectivos de Odebrecht en los que, según algunos testimonios filtrados a medios locales, se detallaría con todo detalle la política de sobornos puesta en marcha por la compañía.


Con base a esas declaraciones, que se encuentran bajo secreto judicial, el cual se espera que se levante este mes, la Fiscalía entregó en marzo pasado a la Corte Suprema una lista de 83 pedidos de investigación sobre políticos aforados que han sido implicados en la red de corruptelas.











 Fuente: Diario Libre.