SANTO DOMINGO. En julio pasado, los Padres de San Diego hicieron del torpedero capitaleño José Luis Almánzar Amézquita el prospecto destinatario del bono más alto en el país en todo 2016, uno de US$4 millones. Sin embargo, la firma de ese joven amenaza con crear un terremoto de dos dígitos en la escala de Richter cuyas replicas puedan alcanzar hasta lo más alto en las oficinas del equipo en el sur de California.


Al menos tres contratos que los padres del jugador firmaron con entrenadores y representantes desde que este tenía 13 años, además de dinero que tomaron por adelantado, han complicado el desembolso del dinero de parte del conjunto casi nueve meses después del pacto. Para poner más color de hormiga las cosas una parte de los demandantes sospecha que el equipo habría incurrido en violación del acuerdo de pago que establece la Major League Baseball (MLB) a través del Banco BHD León, dado que la notificación de no desembolso que tiene el jugador en la entidad financiera impide que se materialice el abono como los otros 489 que se realizaron en 2016.


El martes, la academia de los Padres en Najayo, San Cristóbal, recibió un acto de alguacil de la Cámara Penal de esa provincia en requerimiento del entrenador Franz Wellington González para que den cuenta y confirme “de manera detallada y sin ningún tipo de cambio u ocultamiento de información el estatus actual del mismo, es decir, si pagaron o no los fondos destinados a la bonificación” de Almánzar.


De acuerdo al expediente que reposa en la Tercera Sala de la Cámara Civil y Comercial de Apelación del Distrito, Luis José Almánzar y Yazmín Amézquita (padres del prospecto) firmaron un contrato de entrenamiento y representación con González el seis de agosto de 2013 que establecía un 30% del bono de firma para el técnico si el joven llegaba a firmar a partir de 2016.


La relación de trabajo se mantuvo por casi un año y en el transcurso González muestra documentos de que giró cheques de RD$910 mil y RD$420 mil a Almánzar padre, además de cientos de miles de pesos en utilería para el joven.


Sin embargo, en agosto de 2014 los familiares decidieron enviar al joven a jugar y estudiar a los Estados Unidos y pactaron otro acuerdo de representación allí con Gladys Morales, de A&F Sports Agency, por un 20% del bono en caso de firmar, otro caso que también está abierto en la justicia.


Ambos demandantes alegan a DL que la familia Almánzar rehusa cumplir lo acordado y desde el 14 de julio los casos están en tribunales tanto en el país como en Browar, Florida.


El viernes, la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación del Distrito rechazó la inadmisibilidad de un recurso de apelación invocado por la familia Almánzar por un fallo que les afectó y envió para ayer la celebración de la comparecencia personal de las partes. Ayer fue reenviada para el seis de junio.


¿Pagaron los Padres?


De acuerdo al acto de alguacil, del que DL obtuvo una copia, los abogados de González basan su solicitud de requerimiento de informaciones en compras de bienes muebles e inmuebles tales como un apartamento en el sector Los Cacicazgos, que habría sido adquirido a nombre de un familiar de Almánzar padre, varios vehículos de motor entre ellos dos Chevrolet Camaro, un Jeep Cherokee y un Ferrari California, así como pagos de grandes deudas.


“Lo cual pone en evidencia que la organización San Diego Padres realizó el pago de la bonificación de cuatro millones cincuenta mil dólares norteamericanos del jugador Luis José Almánzar y sus padres señores José Luis Almánzar y Yazmín Altagracia Amézquita, utilizando métodos de pagos inapropiados, totalmente contrarios a lo que establecen las normas de las oficinas de Major League Baseball (MLB), violatorio al acuerdo de exclusividad firmado entre la MLB y el Banco BHD León al haber realizado la entrega de los valores mediante otra forma de pago, y, peor aún, en franca violación a las oposiciones de pagos trabajadas mediante diversos actos de alguacil”, dice la notificación.


DL contactó a la oficina de los Padres en California, pero rechazaron abordar el tema. “No comentamos sobre nuestros acuerdos financieros con los jugadores”, respondió Shana Wilson, relacionista público del club, por correo electrónico.


NPerez@diariolibre.com


La MLB estaría investigando


Fuentes revelaron a este diario que la MLB habría abierto una investigación para determinar si el equipo pagó a través de terceros. En 1999 los Dodgers fueron suspendidos de firmar por un año a raíz de la alteración de documentos de Adrian Beltré. Almánzar hijo está programado para jugar este verano en la categoría novatos. De no ponerse de acuerdo los padres del jugador y los demandantes antes del primero de noviembre cuando el jugador cumpla 18 años las demandas en la justicia pasarían a su nombre.