image_content_8023206_20170321084032NUEVA YORK. Dos dominicanos propietarios de sendas bodegas en Hartford (Connecticut) fueron detenidos junto a empleados de los negocios, acusados de tráfico de drogas en ambos establecimientos, donde, según las autoridades, mantenía puntos de ventas de las sustancias prohibidas.


Los propietarios de los negocios son Yearli Rodríguez y Katherine Peralta del Rosario.


Un niño de tres años, que estaba en el negocio de Peralta Rosario, fue entregado en custodia del Departamento de Niños y Familias (DCF), dijo la policía, aunque no está clara la relación del menor con los sospechosos. El empleado de la mujer, Wilberto Colón, también fue arrestado y acusado.


Leo Rivera (a) “Moisés”, “Robert de Paula” y Alvaro Ozuna, fueron arrestados en allanamientos y acusados por cargos relacionados.


La policía dijo que Rodríguez es el presunto cabecilla de la banda que traficaba importantes cantidades de heroína y cocaína en suburbios de Hartford y es propietario de la bodega “El Mismo Primo #7”, también situada en esa ciudad y donde, acorde con la acusación, había un laboratorio para procesar las drogas.


La policía confiscó 2,212 gramos de cocaína, unas 4,8 libras, junto con cajas de cartuchos para escopeta recortada, escalas para pesar las drogas y $15.460 dólares en efectivo.


La mujer y el empleado residen en la calle South Main, en el vecindario Seymour.


Son acusados de operar un laboratorio de drogas, dos cargos de posesión con intención de venta, distribución de sustancias controladas dentro de 1.500 pies de distancia de una escuela y posesión de una escopeta con los cañones recortados.


Una fianza de $250.000 fue fijada para cada acusado, dijo la policía.


Rodríguez, de 29 años, residente en la calle Shelton, tenía el pasaporte de República Dominicana, documento que venció en 2008 y que tuvo que entregar en la corte.


Una investigación reveló que las drogas estaban siendo empaquetadas y almacenadas en la bodega de Peralta del Rosario y la casa de Colón y luego la transportaban al negocio de Rodríguez, acusado de 14 cargos por venta de una sustancia controlada y cuatro cargos de conspiración. Su fianza fue fijada en $500.000 dólares.


A Rivera se le impuso una fianza de $150.000 dólares.


Ozuna, de 29 años, conocido como “El Mexicano”, residente en la calle Sprint, es acusado de dos cargos por venta de sustancias controladas. Se le fijó una fianza de $150.000 de dólares.


Fuente: Diario Libre.