Gilberto Valle cuando aún era agente del Departamento de Policía de Nueva York (AP)

Gilberto Valle cuando aún era agente del Departamento de Policía de Nueva York (AP)



Gilberto Valle se hizo conocido como “el policía caníbal” de Nueva York. Y ayer volvió a atemorizar durante la emisión de un programa en el cual confesó que todavía visita websites temáticas a las cuales recurre para tener fantasías sexuales “oscuras“.






Valle reconoció su actual actividad a pesar de que en 2012 fuera detenido por ser el protagonista de mensajes online en los cuales hablaba de matar a su esposa, secuestrar, matarla y comer a otras mujeres. Sin embargo, al poco tiempo, fue puesto en libertad.






Lo que hago en mi casa es asunto mío“, indicó el ex policía de 32 años. “No tiene nada de ilegal, no hay nada malo con eso“, dijo cuando fue consultado respecto a si continuaba visitando ese tipo de sitios macabros. “No es delito fantasear con gente a la que conoces. No es ilegal fantasear con cometer crímenes contra personas que conoces. Es una acción. No se hizo nada de eso. Punto“, fue la explicación de Valle cuando se quiso profundizar en su actividad.









(AP)









El pequeño hijo de Valle, cuando todavía vivían juntos. Tras descubrirlo, su mujer se mudó con el niño a Arizona (AP)


El pequeño hijo de Valle, cuando todavía vivían juntos. Tras descubrirlo, su mujer se mudó con el niño a Arizona (AP)



Los mensajes fantaseando con canibalizar a su esposa fueron descubiertos luego de que la mujer sospechara que estaba teniendo un romance. Valle utilizaba su computadora y ella decidió instalar un software para espiar lo que hacía. Al descubrir que se trataba de un plan para matarla y comérsela, lo denunció.






¿Cocinar a una mujer? ¿Asarla? ¿Eso es lo que somos para ti?“, le reprochó la mujer al quitarle el velo que lo cubría.









Valle y su mujer, cuando eran felices y él no fantaseaba con matarla y comérsela


Valle y su mujer, cuando eran felices y él no fantaseaba con matarla y comérsela



Descubrió el tipo de pornografía que yo consumía y eventualmente los chats sobre la vida de fantasía secreta que yo estaba viviendo. No creía que algo estuviera mal conmigo. Me excitaban ciertas cosas, como a cualquier otro“, explicó.






Sin embargo, la mujer no lo entendió así. Tras la denuncia y el posterior arresto, el Departamento de Policía de Nueva York lo echó y ella pidió su divorcio. Luego se mudó junto con su único hijo a Nevada, bien lejos de la pesadilla que había vivido.









Gilberto Valle al quedar en libertad en 2012 (AP)


Gilberto Valle al quedar en libertad en 2012 (AP)






(AP)


(AP)






(AP)


(AP)



Durante esos chats macabros, el hombre, al parecer, interpretaba algún rol específico. Ya no lo hace: “Nunca más haré esos juegos de rol, pero eso no significa que no pueda ver pornografía si quisiera“.






Valle, sin trabajo y sospechado de haber cometido algún crimen -nunca comprobado- debió recurrir a su propia historia para poder lucrar. Fue así que escribió Raw Deal: The Untold Story of “Cannibal Cop” (Injusticia: la historia jamás contada del “policía caníbal”). “¿Cuándo un pensamiento cruza una línea y se convierte en un crimen?“, es lo que se pregunta el autor.


Fuente: Infobae