actorSANTO DOMINGO. El actor Amauris Pérez, miembro desde hace 12 años de la Compañía Nacional de Teatro, dio la alerta la semana pasada desde las redes sociales, sobre la situación interna de la que se supone sea la agrupación teatral más importante del país, de la cual ya no forma parte -según dijo- desde ayer, aunque él había renunciado.


Siete décadas y un año más después de haber sido fundado el colectivo dramático, sus 15 actores, todos o casi todos figuras de primer nivel, cobran paupérrimos salarios de RD$25 mil.


Amauris Pérez y otros miembros de esa institución dieron riendas sueltas a reclamos salariales, con la acritud de saber que las nuevas autoridades de la Cultura “lo primero que hicieron fue subirse los salarios”.


Ayer Pérez dijo a DL: “Mi renuncia es por la burla del aumento de sueldo que se han hecho en el Ministerio de Cultura, Todos los directivos de las instituciones se han subido los salarios. Y que el viceministro (Cayo Claudio Espinal) venga y me diga en mi cara que no hay forma de que se puedan aumentar los salarios, cuando ellos se los acaban de aumentar, a mí me dice que lo que están haciendo con nosotros es un relajo”, expresó indignado.


“El jueves pasado puse mi carta de renuncia, efectiva una vez se acabara estas presentaciones que tenemos ahora, o sea para el 26 de marzo. Pero el director por visión suya entendió que yo no debía estar en la obra. y que mis comentarios en redes sociales que fueron publicadas en algunos medios, hicieron que él tomara esa decisión… Para mí el escenario tiene un respeto diferente a cualquier cosa. Las redes sociales de cada uno es mi derecho y es mi privacidad. En el escenario, cuando subo, he demostrado que nunca he faltado el respeto al público. Esa obra que se está montando llevo meses ensayándola, y me debo al público. Pero él decidió que no debo estar en el elenco”, explicó.



Movimiento en el bull pen


La renuncia de Amauri Pérez por el bajo salario que reciben los integrantes de la entidad provocó reuniones de urgencia en el Ministerio de Cultura. El actor Fausto Rojas, director de la Compañia Nacional de Teatro, que éste año celebra sus 71 años de existencia aclaró que los reclamos de los profesionales datan desde hace más de cuatro años y ahora fue cuando el caso ha trascendido. “Los compañeros y hermanos de la Compañía llevan casi cinco años sin aumento, es un tema que hemos heredado y en el Ministerio de Cultura y nosotros como director hemos reconocido su lucha. En ese orden ya el viceministro Cayo Claudio Espinal sostuvo una reunión con ellos y queda una pendiente con el ministro Pedro Vergés”, puntualizó.


Rojas está identificado con las demandas de sus compañeros, porque ya es tiempo de que se le busque una solución a la problemática.


Adelantó que por razones de presupuestos no se hará efectivo un aumento de inmediato, sin embargo detalló que procuran que reciban un incentivo a corto plazo. “Estamos confiados de que eso va a pasar porque las autoridades están muy conscientes de la situación…”.


“Vamos a trabajar en las compensaciones que se otorgan por presentaciones para que tengan un mejor beneficio, así como un programa de incentivo hasta que se haga un reajuste”, matizó.


Fausto Rojas, siendo como es amigo de Amauris, confiesa que entraron juntos a la compañía y dijo apesadumbrado que coincide la salida del actor al que ha dirigido en varias ocasiones, con el hecho de que él esté al frente de la compañía. “Amauris protagonizó La boda de Virgilio, El funeral, Los enanos, donde tuve la oportunidad de dirigirlo. Amauris y yo somos amigos. Y sus problemas no son conmigo”, dijo.


El montaje de Yago, la nueva obra que prepara la compañía, ha sido el marco en que se han dado contradicciones de Amauris con sus compañeros, según contó Rojas, pues Amauris había renunciado antes al personaje, porque su propuesta ante los compañeros no fue respaldada por estos. Luego renunció a la compañía y la producción decidió apartarlo de la misma por que “nos da inseguridad, cuando está cerca el estreno, así que lo repusimos por otro actor”, manifestó el director.


Fuente: Diario Libre.