tono-rosario-dineroNo es lo mismo entablar una conversación con el merenguero dominicano Toño Rosario que hablar con Máximo Antonio del Rosario. El primero es el artista, el personaje que todos conocen en los escenarios, la figura estrambótica y galáctica que se proyecta en la televisión.


Máximo Antonio es el que tiene sentimientos, el que sufre, el que se sincera en los encuentros íntimos con la prensa, como el que tuvo con quien suscribe en una entrevista exclusiva para el periódico elCaribe, en la que, entre otras declaraciones, dijo que aunque no está en quiebra, no tiene dinero.


Muchas personas hablan de crisis en el merengue, para Toño Rosario ¿cuál es la situación del género musical dominicano?
Primero, quiero saludar a todos mis fanáticos a través de elCaribe, el primer periódico de la República Dominicana. Saludos a todos los lectores. Mira, contestando tu pregunta; el merengue para mí sigue igual o mejor. Desde que inicié en la música nunca me he parado de tocar gracias a Dios y la disciplina que cultivé junto a mis hermanos los Rosario.


En cuanto a lo musical, ¿Toño piensas seguir la línea urbana que en los últimos años apreciamos en sus producciones, o retomarás el merengue derecho que te ha caracterizado?
Mira, yo toco todo, porque es que hay que ir variando, seguir el tiempo y actualizándose con lo que le gusta a la gente.


¿Dónde vive Toño, cuál es su lugar de residencia?
Nosotros los artistas no tenemos donde vivir fijo. Vivimos donde quiera. El que es artista reside en todas partes: yo me la paso en Miami, en New York, en Casa de Campo y donde quiera que tenga que moverme, ahí resido. No hay residencia fija, pero sí, en realidad tengo una casa en La Florida (EE.UU.).


En todo este tiempo en la industria musical, ¿ has podido amasar una buena fortuna?
No, no tengo fortuna, tengo dinero para sobrevivir, pero el dinero está hecho. Todo el mundo tiene dinero, porque el dinero está hecho, lo que hay es que buscarlo, pero de que yo tengo fortuna no, no tengo dinero. Sí tengo cómo poder mantenerme, me alimento todos los días, duermo cómodo, todos los gustos que necesito me lo doy gracias a Dios, pero no tengo cuenta de ahorro en ningún banco.


¿Cuáles son los nuevos proyectos dentro de tu carrera artística?
Bueno lo nuevo de mi carrera es que seguimos trabajando, ahora vamos a una larga gira que abarcará a febrero y marzo por Estados Unidos, y luego a Sur América. Discográficamente tenemos colocados dos temas en la lista de éxitos, que son “Vieja dale” y “La veneno”, que están en el quinto y séptimo puesto de Top then tropical, respectivamente, gracias a los disc-jockey y a los programadores que siempre me han apoyado, tanto a mí como a la familia Rosario.


Siempre se habla de un distanciamiento de Toño con el resto de sus hermanos…
De mis hermanos, mi padre y toda mi familia solo tengo que decir que los adoro y los quiero mucho.


En tu repertorio musical, tienes canciones cargadas de sentimientos hacia la mujer, háblanos de los amores que has tenido en tu vida.
Tú sabes que mis amores no han sido muchos. Tengo un amor que no puedo olvidarlo nunca que se llama Yari. Es mi esposa querida de mi corazón, la que me maneja, la que me hace todo. Ese es el amor de mi vida. No hay nadie que pueda suplantar mi amor por Yari.


Y de los amores del pasado, ¿cuál recuerdas?
Para qué recordar cuando uno está viviendo momentos felices. No vale la pena recordar cosas que ya pasaron. Vamos a vivir el presente y esperar un buen futuro. Ahora mismo me siento feliz, contento, alegre con mi compañera que de verdad amo demasiado y la aman a ella en mi familia. Mi esposa Yari es como una hija más de la familia Rosario.


¿Cuántos hijos tiene Toño?
Tengo diez hijos, de los cuales me siento orgulloso. Dos de ellos han seguido mis pasos, que son Mínimo y Pepe, a quienes tengo como coristas en mi orquesta. Yo me siento contento con todos mis hijos porque Dios me los concedió.


¿Por qué no estarás en el espectáculo “Solo merengue”, el 29 de enero en la Plaza Juan Barón, del malecón de la capital dominicana?
Es bonito que junten todos los merengueros en un solo escenario, lamento no poder estar porque para la fecha estaré de gira como te dije anteriormente. Ese evento es un regalo para el pueblo que le ha dado el apoyo a cada artista que participará en el mismo. Lamentablemente, no podré estar presente por compromisos previos.


Según tu punto de vista, ¿qué necesita el merengue para volver a los primeros lugares de popularidad? Muchas personas piensan que al género le falta relevo.
Siempre es bueno que venga la competencia para ver quiénes somos nosotros, pero el merengue sigue, porque yo no dejo de tocar, mis hermanos no paran de tocar, Fernando Villalona no deja nunca de tocar, así como Sergio Vargas, Héctor Acosta “El Torito”, Eddy Herrera y otros.


¿Qué prefiere Toño en un evento, abrir o cerrar el show?
A mí me gusta abrir los shows, no me gusta cerrar. Yo prefiero que cierren las estrellas, porque yo no soy estrella. Recuerdas que yo soy galáctico y una galaxia está compuesta por varias estrellas (risas). Entonces, cuando yo abro en un show cierro mi mundo… Ahora el que venga atrás de mí que arree.


Muchos merengueros no aceptan como un desprendimiento de nuestro ritmo nacional el denominado “merengue urbano” que hacen exponentes como Omega “El fuerte”, ¿qué opina Toño Rosario?
Mira, en el plano personal a Omega yo le tengo aprecio, porque me ha distinguido y siempre que habla de mí es con respeto. Lo único es que la fama hay que saberla mantener porque a veces se le va a uno de la mano. Sobre el merengue urbano, ese ritmo tiene tambora y tiene güira, y es bailable, entonces es merengue. l


1990
Debutó como solista el 14 de abril de 1990 en el Coliseo Roberto Clemente.


Fente: El Caribe.