Justin Ross Harris posa con su hijo, Cooper

Justin Ross Harris posa con su hijo, Cooper



Un hombre fue condenado en Estados Unidos a cadena perpetua sin opción a libertad condicional por dejar morir a su hijo dentro de un vehículo y bajo un sol abrasador, mientras enviaba desde su oficina mensajes de texto con contenido sexual.






Para el fiscal Chuck Boring, Justin Ross Harris, de 36 años y oriundo de Georgia, dejó que su bebé de 22 meses falleciera “de la forma más horrible e inimaginable”.






Harris alegó que olvidó llevar a su hijo a una guardería el 18 de junio de 2014 y que sólo se dio cuenta de que lo había dejado atacado a su silla varios minutos después de abandonar su trabajo en coche.







Sin embargo, los fiscales lo acusaron de intentar quedar libre de cualquier responsabilidad, y la investigación reveló que Harris había buscado en internet maneras para vivir sin hijos y cómo sobrevivir a la cárcel, además de ver videos de animales que mueren encerrados en vehículos expuestos al sol.









Justin Ross, durante el juicio en EEUU (AP)


Justin Ross, durante el juicio en EEUU (AP)



El caso dio un giro inesperado cuando un detective contó que el hombre mandó mensajes con contenidos sexuales a seis mujeres, una de ellas de 17 años, mientras su hijo estaba encerrado en su coche.






Hace tres semanas, un jurado le declaró culpable de homicidio voluntario, crueldad y explotación de menores. La magistrada de la Corte Suprema del condado de Cobb Mary Staley Clark le impuso la cadena perpetua y 32 años entre rejas adicionales por otros crímenes.









Cooper murió por el calor, que en un vehículo bajo el sol puede alcanzar los 60 grados


Cooper murió por el calor, que en un vehículo bajo el sol puede alcanzar los 60 grados






La madre intentó defender a su ex pareja, pero entró en llanto al ver la imagen de su hijo (AP)


La madre intentó defender a su ex pareja, pero entró en llanto al ver la imagen de su hijo (AP)



“Las pruebas que se presentaron durante el juicio y el veredicto del jurado lo dicen todo básicamente”, apuntó el fiscal Boring. “Las pruebas mostraron que este acusado se dejó llevar por el egoísmo y cometió un acto indescriptible contra su propia sangre“.






Harris rechazó hablar durante la audiencia en la que se le leyó su condena. Su abogado, Maddox Kilgore, dijo sin embargo que planea presentar una petición para que se repita el juicio.


Fuente: Infobae.