screen-shot-2016-11-09-at-8-34-16-amLa Romana


El regreso del dirigente transportista Blas Peralta al Centro de Corrección Penitenciaria de La Romana se realizó con mucha discreción, pero no pasó desapercibido entre los internos y los vecinos del lugar.


El acusado, quien guarda prisión preventiva acusado de la muerte del exrector de la UASD, Mateo Aquino Febrillet, desde ayer forma parte de la lista de los 692 internos que se encuentran en el lugar que forma parte del Nuevo Modelo Penitenciario y en el cual el 80% son preventivos y un 20% condenados.


La presencia de Peralta, no llama la atención dentro, pero sí fuera del recinto, que durante sus cuatro años ha tratado de devolver a la sociedad hombres regenerados, luego de ser procesados en la justicia, logrando un 6 por ciento de fracasos, es decir, que ha regresado.


Aunque no fue posible conversar con el interno, sin una orden explícita y su propio permiso por parte de la Procuraduría General de la República, poco después de su regreso, Peralta se encontró con la inauguración de un torneo entre los internos en el que participaron cuatro equipos de baloncesto.


La directora del Centro, María Soriano, explicó que no podía dar detalles de las condiciones específicas de ese interno, empero afirmó que el tratamiento, la alimentación y las atenciones son iguales para los que se encuentran en el recinto e incluso para el personal.


Indicó a LISTÍN DIARIO que el modelo que se aplica allí, incluye sus desayunos, comidas y cenas a las horas indicadas y que se asumen dietas, previa consulta con los médicos. Un aviso indica que solo los miércoles se aceptan medicamentos con recetas, debidamente autorizadas.


A los internos se les permiten actividades recreativas y existen 15 cabañas para visitas conyugales, previa presentación de actas de matrimonio y luego de un mes. También cuentan con acceso de diez minutos a un teléfono con tarjeta y una flota, administrada por uno de los internos que hace labor de “destino”. Los denominados ‘destinos’ son internos que por su labor, asistencia y servicio a los demás, se les cargan puntos por su comportamiento.


Fuente: Listín Diario.