A la estrella pop no le agradó el comportamiento de un joven que lo tocó a través de la ventana de su automóvil. Y respondió con una agresión que lo dejó herido


Poco duró la buena relación de Justin Bieber con Barcelona. Luego de fotografiarse con Lionel Messi, Neymar y Luis Suárez, los ídolos del club blaugrana, el ídolo juvenil reaccionó violentamente cuando se dirigía a su show y le pegó un duro puñetazo a un fanático que enloqueció con su presencia.


El cantante canadiense, de 22 años, estaba en camino a su primer concierto de la gira europea en el Palau Sant Jordi, con la ventana baja y sin demasiada seguridad, lo que permitió acercarse a los jóvenes que seguían el recorrido. Uno de ellos incluso intentó tocarlo, lo que desató la reacción de Bieber.