Los hombres discutieron por causas que se desconocen y obligaron a desviar la nave hacia la ciudad italiana de Pisa, donde fueron arrestados.


El suceso, que se conoció este domingo, tuvo lugar el jueves, a bordo de una aeronave que había despegado del aeropuerto internacional de Bruselas-Zaventem con destino a Malta cuando varios pasajeros se agarraron a los golpes durante algunos minutos por causas que se desconocen.


Los hombres comenzaron discutiendo en el pasillo del avión para después agredirse físicamente ante la inacción del resto de viajeros. La tripulación de cabina intervino para rebajar la tensión y el piloto llamó a la calma a través del altoparlante, pero ante la situación decidió desviarse de la ruta prevista y hacer escala en la ciudad italiana de Pisa.


Cuatro pasajeros fueron obligados a bajar del avión y los arrestaron en el aeropuerto italiano.