Miles de personas están protestando en las principales ciudades estadounidenses por la elección de Donald Trump como 45.º presidente.


Según los reportes, los participantes en las marchas han provocado destrozos en comercios y han quemado banderas nacionales. Las fuerzas de seguridad han realizado decenas de arrestos tras los comicios.


En Portland, la Policía ha calificado las protestas registradas en la noche de este jueves de “motín”, ya que se registraron numerosos casos de “comportamiento criminal y peligroso”. Las autoridades policiales han admitido haber recibido a través de Twitter numerosos casos de vandalismo.


Fuente: RT Noticias