Entre la feroz competencia comercial que hay en las turísticas playas de Acapulco, un adolescente se destacó por su increíble discurso para lograr que compren sus empanadas, que hizo que las redes lo califiquen como “el mejor vendedor de México”.


Francisco, de sólo 15 años, nació y se crió en el violento estado de Guerrero, pero se trasladó a las paradisíacas playas para ayudar a su familia.


“Imagínese que en este momento dejara ir la canasta de empanadas, usted tendría que esperar 86.400 segundos que son los que conforman 24 horas, de hoy a mañana, pensando por qué no consumió una empanada”, advierte Francisco en el inicio de su discurso.


Poco después, comienza a resaltar su producto, “una empanada a la altura de su paladar”, y el beneficio de “apoyar la economía de un empanadero simpático que está por finalizar su jornada”.


Son casi tres minutos imperdibles en los que Francisco sorprende cada vez más a sus clientes con un lenguaje que parece sacado de una clase de marketing. Con plena confianza en sus palabras, Francisco se denomina como el “mercadólogo del futuro”, con “un poco de actitud, que hace algo diferente”.


Fuente: Infobae