adriano-romanSANTIAGO. El empresario santiagués Adriano Román Román, condenado a 20 años de prisión por el intento de asesinato contra el abogado y comunicador Jordi Veras, está interno desde hace diez días en un centro de salud privado de aquí, y al decir de su médico de cabecera, en condiciones muy delicadas.


En efecto, Román Román está recluido en la habitación número 203 del Instituto Materno Infantil y Especialidades, ubicado en la avenida Juan Pablo Duarte, donde es atendido por siete médicos, entre ellos cardiólogos, internistas y cirujanos generales.


El doctor Luis José Castillo, médico de cabecera de Román Román informó que éste fue ingresado en ese centro de salud el pasado 19 de septiembre tras presentar un cuadro clínico cardiovascular muy complicado.


“Cuando lo trajeron aquí estaba totalmente hinchado y no puede caminar, entonces comenzamos con un tratamiento que mantenemos y estamos esperando que evolucione satisfactoriamente”, subrayó Castillo al ofrecer declaraciones a Diario Libre en esta ciudad.


Dijo que debido a las dificultades cardíacas que presenta, el corazón solo está expulsando la cuarta parte de lo que debiera expulsar.


“Es un paciente de 82 años de edad y está inhabilitado para caminar, no por parálisis, sino por la disnea de fuerza y de reposo”, expresó el internista Castillo.


Indicó que el paciente está recibiendo tratamientos de fisioterapia, para tratar de devolverle la movilidad de sus extremidades inferiores.


Entre los médicos que lo atienden están los doctores Manuel Rodríguez, Hugo María, María Jáquez, doctor Castellanos y varios cardiólogos y cirujanos generales,


NEGRO VERAS


Mientras que el padre de Jordi Veras, el abogado Ramón Antonio Veras, declaró que siempre ha dicho que la salud de Adriano Román hay que garantizársela por encima de su propia voluntad, para que así cumpla con las condenas que les han impuesto por sus crímenes.


“Me ha resultado sumamente sospechoso el actual internamiento del señor Román, porque un señor que vive permanentemente maquinando crímenes contra determinadas personas no puede estar saliendo alegremente de la cárcel. Es ahora cuando me vengo a informar que tiene varios días fuera de la cárcel de Rafey”, subrayó Negro Veras.


Indicó que esa situación le mueve a preocupación y suspicacias, ya que tiene informes de que el señor Román a altos niveles está haciendo gestiones para que lo manden a su casa, para desde allí, supuestamente, terminar de cumplir las condenas por los crímenes de Miguelina LLaverías y de Jordi Veras.


“La sociedad dominicana merece estar debidamente informada de todos los pasos que se dan en torno a la persona de Adriano Román, porque si él ha sido capaz de mandar a asesinar desde la cárcel, con mayor razón y libertad lo puede hacer desde su domicilio. Con Adriano Román estamos en presencia de un criminal consuetudinario y de alta peligrosidad”, concluyó Veras.


Desde la Procuraduría General de la Corte de Apelación de esta ciudad quedaron de ofrecer una explicación de las razones por las que autorizaron el traslado de la cárcel de Rafery hacia el centro de salud privado donde está interno Román.


Fuente: Diario Libre