En fila de 9 a 9:30 de la mañana para darle un beso en la boca al jefe: este es el insólito ritual al que fueron obligadas a someterse, cada día, las empleadas de una empresa china del distrito de Tongzhou, en Pekín.


Las fotos y el vídeo del saludo al jefe fueron difundidas por la televisión pública china CCTV en su blog Sina Weibo y se viralizaron, generando más de 11 millones de vistas en un día.


Tras la difusión de las imágenes la empresa -que fabrica maquinas para hacer cerveza artesanal- no se disculpó por el comportamiento del hombre.


Al contrario, el hombre explicó que el saludo sirve para fortalecer la unión “como peces en el agua” y “promover la solidaridad” entre colegas. Además afirmó que sus trabajadoras lo extrañan sinceramente cuando está de viaje y le envían mensajes a través de WeChat.


Según medios chinos, el hombre dijo haber imitado la idea de una sociedad estadounidense. Las mujeres aceptaron todas el ritual, excepto dos, que renunciaron.


En Weibo, el Twitter chino, los usuarios se indignaron. “Es un perverso”, escribieron algunos. “Como pueden esas trabajadoras aceptarlo? Acaso sus novios o maridos lo saben?”.


Por otra parte, la “Federación de las mujeres chinas” denunció la práctica como un “acoso sexual institucionalizado”.


Fuente: Infobae