El "fracaso" de las organizaciones de ayuda humanitaria en HaitíDespués del devastador terremoto de 2010 en Haití, miles de organizaciones de ayuda humanitaria arribaron al país caribeño. Se estima que las donaciones superaron los US$9.000 millones.


Seis años después, regresa la ruina, esta vez el protagonista fue el huracán Matthew: centenares de muertos, 1,4 millones en necesidad de refugio, agua y alimentos.
Varias localidades, sobre todo en el suroeste del país, quedaron completamente destrozadas.


El llamado inmediato de Naciones Unidas fue pedir un aporte urgente de US$120 millones para aliviar la emergencia en la nación más pobre del hemisferio occidental.


Decenas de organizaciones no gubernamentales (ONG) que aún tienen sede en Puerto Príncipe, la capital, se sumaron al pedido de contribuciones a través de sus sitios web.
Y helicópteros del gobierno estadounidense comenzaron a llegar al país con cargamentos de agua y arroz, como en 2010.
Pero con los miles de millones de dólares donados desde el terremoto de 2010, hay quienes se preguntan por qué Haití no estaba mejor preparado para la tormenta que llegó seis años después.


¿En qué se invirtió ese dinero?


Falta de transparencia


La mayoría de las organizaciones de cooperación asentadas en Haití desde 2010 desarrollaron sus proyectos mediante empresas privadas y sin la contraloría del gobierno local.
“No confiaban en que el Estado fuese capaz de administrar bien los fondos por la tradición de inestabilidad y corrupción en las instituciones”, le dijo a BBC Mundo Jocelyn McCalla, activista y colaborador de la Coalición Nacional para los Derechos de los Haitianos en EE.UU.


Lee este reporte completo de la BBC aquí…