Piropos En Décima

Por: Jose Díaz Nin


Al frente de mí se posa
un ser hermoso y sutil
que se ha cogido el carril
de una reina o una diosa
que va mostrando una cosa
cuando mueve su cadera
que es su hermosa cabellera
que dios supo cultivar
al momento de crear
su perfecta calavera.


cada vez que yo te veo
se acelera el corazón
y es que tengo la razón
porque en ti no hay nada feo
pues sin exagerar creo
que tu presencia es divina
que tu color bien combina
con la gardenia o jazmín
que esta adornando el jardín
oh mi querida vecina.


si me das una oportunidad
te invitaría a salir
y contigo discutir
como es la felicidad
como lograr la unidad
ya que deseo emprender
un plan para pretender
el amor que he soñado
que por siempre he anhelado
y es hacerte mi mujer.


si el amor tu valoraras
enseguida compraría
todo el dinero daría
aunque pobre me quedara
sería feliz si me amaras
todos los días del mundo
y aunque no soy trotamundos
pero te quiero decir
que por ti voy a sufrir
aunque me quede sin rumbo.


tu mirada me delata
tiemblo cuando yo te veo
me provocas devaneo
ya que tu presencia es grata
ven afloja la corbata
que ya me asfixio por ti
dame aire que sentí
frío y calor sin cesar
que me impide caminar
y hasta me muero por ti.


estoy feliz y contento
cuando te veo caminar
y ver como al parar
estoy frente a un monumento
por eso mis sentimientos
hoy se inclinan ante ti
pidiéndole a Dios que así
te conserve bien hermosa
como reina o como diosa
y siempre seas para mí.