Domincano_roboNUEVA YORK. La policía detuvo al dominicano Efraín Montero de 40 años de edad, que es acusado de dirigir una sofisticada operación de robo de dinero en cajeros bancarios automáticos y tiendas de diferentes estados de la zona de Nueva Inglaterra, usando herramientas, tecnología y radio portátiles de comunicaciones.


Montero, fue detenido junto a su cómplice David A. Baker de 39 años de edad, quienes según las imputaciones se robaron unos $500 mil dólares.


Videos de vigilancia muestran a Montero y Baker en tiendas de cadenas como Apple, en las que hicieron nueve robos, incluyendo celulares iPhone, tabletas y otros dispositivos, entre octubre de 2015 y junio de 2016.


Las tiendas están situadas en los estados de Massachusetts, Vermont y Maine. Los presuntos atracadores escapaban cada vez que cometían los robos en distintos vehículos que intercambiaban para evadir la persecución policial.


Los dos fueron acusados el lunes en el Tribunal Superior del Distrito de Lawrence, ciudad de Massachusetts, en la que reside Montero.


Entre los robos, perpetraron uno de $357 mil en efectivo y otro de artículos de Apple valorados en $120 mil.


La policía les incautó más de $ 100 mil en efectivo, así como una pistola 9 mm en la casa de Montero y tienen órdenes de confiscar seis carros de lujo adquiridos con el dinero robado, dijo el fiscal adjunto del condado Essex, Philip Mallard, quien denominó los robos como “una muy disciplinada, matizada, y sofisticada operación”.


El fiscal dijo que los acusados siguieron el mismo patrón en cada robo, haciendo planos y mapas de los blancos y luego volvían por la noche en una fecha posterior para desactivar las alarmas.


Luego esperaban y si la policía no respondía, entonces utilizaban barras, amoladoras, sierras eléctricas y de palancas entrar a las tiendas o los cajeros, a través de las paredes.


Aunque solían llevar pasamontañas y apagaban sus teléfonos o los colocaban en modo avión, mientras cometían los robos, la actividad celular y la filmación de las cámaras los colocan juntos, y los registros telefónicos los relacionan con los delitos, dijo el fiscal Mallard.


Barker utilizaba un número de teléfono que le había dado a su oficial de libertad condicional, mientras que Montero usaba un número que había registrado en iTunes y la tienda de Apple para el uso de algunos de los productos que robó de una tienda en Mansfield, dijo la fiscalía.


El fiscal pidió al juez una fianza $1 millón, mientras que los abogados de los dos hombres alegaron que la evidencia “es circunstancial” y pidieron que fueran liberados con una fianza menor o bajo su propia responsabilidad personal.


Montero y Barker, son acusados de 31 cargos combinados, entre ellos conspiración, irrumpir en un depósito, hurto de más de $250 y el uso de vehículos de motor robados.


En una declaración jurada, el policía estatal Christopher Saint Ives, los describió como dos sospechosos criminales de carrera con largos récords judiciales.


Barker se encuentra actualmente en libertad bajo palabra, por casos en la Corte del Distrito de Lawrence y el Tribunal Superior de Middlesex.


El abogado de Barker dijo que su defendido mantiene varios hijastros, mientras el abogado de Montero, Mark Hooper, dijo que su cliente, se divorció y está criando a sus tres hijos.


El juez Kevin Gaffney fijó una fianza de $500.000 para Montero y ordenó que Barker quedara detenido sin fianza por la violación de su libertad condicional.


Fuente: Diario Libre