Minou TavarezLa diputada al Congreso Nacional y presidenta de Opción Democrática, Minou Tavárez Mirabal, explicó  que la  penalización absoluta no ha servido para reducir el número de abortos.


Se estima que en el país ocurren alrededor 100,000 abortos cada año a pesar de la prohibición absoluta y  que esa situación ha provocado que miles de mujeres hayan tenido que  recurrir al mismo de manera ilegal, insegura y poniendo en riesgo sus vidas.



“Es una verdadera tragedia que cerca de 200 dominicanas mueran cada  año por morbilidad materna y de esas muertes se calcula que 40 están relacionadas con interrupción de embarazos.”


Dijo que el Estado no debe  obligar a una mujer a mantener un embarazo  en las tres causales -riesgo de la vida de la mujer,  inviabilidad del feto y violación sexual.


Resaltó que a las mujeres se les está exigiendo lo que nadie tiene derecho a pedirles y que en situaciones tan dramáticas como esas ellas no pueden ser obligadas por ningún Estado “a comportarse como heroínas o santas”.


Tavárez Mirabal aclaró que quienes  pagan el costo de la penalización  son las mujeres de escasos recursos, las más vulnerables, las que viven en zonas rurales, las que tienen menos acceso a la información y las más jóvenes.


Aseguró que este es un debate democrático, no moral, ni religioso y  que precisamente el desafío de la democracia es lograr el equilibrio entre las convicciones y la necesidad de establecer reglas para la convivencia en una sociedad.


“No  debemos echarle la culpa a las iglesias, los curas y pastores tienen derecho a defender sus opiniones, pero la responsabilidad de garantizar ese equilibrio la tienen los políticos y aquí los políticos han fallado al eliminar el párrafo del artículo 110 que remitía a una ley especial la interrupción del embarazo en esas tres causales”.