sobrina-de-asesinado-relata-crimenSanto Domingo


El deseo de José Geovanny Abreu Domínguez, de 61 años, asesinado de múltiples disparos la tarde del lunes por dos sujetos que se desplazaban en una motocicleta, era de traer a Santo Domingo a su pequeña hija desde Santiago y poder pasar un tiempo con ella, pero no se pudo completar.


Kimberly Fernández, sobrina de Abreu Domínguez, quien acompañaba a su tío, y recibió tres impactos de bala, dos en sus piernas y uno en un brazo, cuenta que la tarde del lunes, su pariente mandó a buscar con su hijastro, solo identificado como Chimbito, a su hija más pequeña para pasar unos días con ella.


“Chimbito trajo a la niña y después se la llevaron para donde la novia de mi tío, que vive en el Ensanche Kennedy. Después, él y Chimbito salieron a hacer otras diligencias en la yipeta Hyundai Santa Fe, azul oscuro”, cuenta.


Postrada en la sala quirúrgica del Hospital Darío Contreras, Fernández expresa que estaba parada en la avenida 27 de Febrero y su tío estaba en su vehículo con Chimbito, un poco más para atrás de la universidad Unibe.


“Yo venía caminando, los vi y lo llamé para que me diera una bola hasta mi casa. Ellos vinieron y me monté alante. Chimbito se quedó atrás”, cuenta Fernández.


Disparos
Narra que se dirigían al Ensanche Kennedy, lugar donde vive la herida junto a su madre, y durante el trayecto ella sube la música del vehículo. El semáforo de la avenida Leopoldo Navarro, casi con San Martín, estaba rojo, por lo que tuvieron que detenerse.


“Yo me distraje, subieron la música, y después comencé a mirar por la ventana de mi lado, cuando en un abrir y cerrar de ojos escucho unos disparos, y cuando reaccioné, me di cuenta que estaba herida”, expresa. “No vi quien fue, ni nada. Fue algo bien rápido. Pero parece que los tiros eran directamente para él, porque si me hubiesen querido matar, tenían la oportunidad”, considera.


Dice que cuando se dio cuenta que estaba herida y ve que su tío parecía que estaba muerto, logró quitarse el cinturón y se tiró del vehículo. Asegura que Chimbito la ayudó a llegar a la acera y ahí esperaron juntos a que llegara el 911.


“Después llegó la Policía y comenzaron a hacerle preguntas a Chimbito, yo estaba prácticamente inconsciente”, manifiesta Fernández.


Revela que un hombre desconocido que estuvo con ella esperando que llegara el 911, le dijo que las dos personas que estaban en la motocicleta tenían unos minutos ahí esperando.


“También me dijo que el que disparó fue el de atrás y que tenía un poloché azul”, añade.


Agrega que tenía una buena relación con su tío, porque había cuidado a su hija varias veces.


Aseguró que desconoce la información que ha dado la Policía, de que su tío estaba siendo buscado por un homicidio.  “Yo solo sé que él es de Santiago y ahora estaba viviendo en Miraflores”.


(+)
REPORTE POLICIAL

El vocero de la Policía Nacional, general Nelson Rosario, dijo ayer que investigan la muerte a tiros de Abreu Domínguez, quien era perseguido por las autoridades desde marzo del año pasado, por el homicidio de otra persona en la ciudad de Santiago.


Rosario dijo que Abreu Domínguez era perseguido mediante la orden judicial número 2245-2015 por presuntamente haber ultimado a Emmanuel Renato Paulino Pascasio, el 28 de marzo del 2015 en el sector Pueblo Nuevo de Santiago, por motivos bajo investigación.


La yipeta dentro de la cual murió Abreu Domínguez permanece en poder de la Policía Científica para fines de análisis, junto a cinco casquillos calibre 40 mm hallados en la escena del crimen.


Añadió que la Dirección de Investigaciones profundiza las investigaciones para apresar a los autores del hecho y ponerlos bajo el control del Ministerio Público para los fines legales correspondientes.


Listín Diario