El hombre de 57 años había ido el lunes a la mañana a someterse a un tratamiento de diálisis en el Hospital Americano de Tirana, capital de Albania. Allí había otros cuatro pacientes y un médico.


Por motivos que se desconocen, Cenaj Lefter discutió fuertemente con un hombre identificado como D. Saraci, de 38 años. Tras la pelea abandonó la sala.


Las cámaras de seguridad del hospital registraron el momento en que regresó, minutos más tarde. Revisó un bolso y de allí sacó una botella con un líquido inflamable.


Entonces fue directamente hacia Saraci y lo roció. Éste se resistió, por lo que el combustible se desparramó por todo el lugar. Cuando Lefter prendió el encendedor, todo se convirtió en una gran bola de fuego.


El atacante y otras dos pacientes, Sanije Sulaj y Hani Mali, ambas de 55 años, murieron en el acto. Increíblemente, Sulaj continúa con vida, aunque se encuentra en estado crítico.


Infobae.