El portaaviones de propulsión nuclear Charles de Gaulle, buque insignia de la Armada francesa, volverá al golfo Pérsico para participar en operaciones contra el grupo terrorista Estado Islámico en septiembre de este año, declaró el presidente, Francois Hollande, al resumir los resultados de la reunión del Consejo de Seguridad del país, en la que se debatieron temas relacionados con el ataque terrorista en Niza, según RIA Novosti.


Francia está dispuesta además a brindar una ayuda al Ejército de Irak, reforzándolo con piezas de artillería, según el comunicado de Hollande, que fue trasmitido en vivo por el canal de televisión BFMTV.


“He tomado la decisión de poner a la disposición del Ejército iraquí piezas de artillería, dentro de las acciones de la coalición antiterrorista. Estarán en su sitio el mes que viene”, señaló Hollande.


El portaaviones francés Charles de Gaulle, el único del país y buque insignia de la Armada nacional, participó en varias operaciones contra el Estado Islámico en el Mediterráneo y el golfo Pérsico en el 2015. La primavera pasada la nave volvió a Tolón, donde durante varios meses ha estado pasando trabajos de mantenimiento y, a continuación, salió a la mar para llevar a cabo varias pruebas.



Leer más

El portaaviones francés Charles de Gaulle El portaaviones francés Charles de Gaulle será destinado al golfo Pérsico


Anteriormente se había informado que el portaaviones estará en los astilleros para una reparación por un año y medio, terminada su misión de otoño.


Por otra parte, el personal del Ejército francés no tomará parte en las operaciones terrestres contra los grupos terroristas en Irak y Siria. “No se trata de que tropas francesas participen en las operaciones terrestres contra el Estado islámico”, dijo Hollande.