Tres jóvenes estaban transmitiendo a Facebook Live un video en vivo sentados en su coche, cuando alguien empezó a disparar contra ellos, hiriendo a todos.


En la ciudad de Norfolk, Estado de Virginia, un joven estaba con dos amigos en su coche, aparentemente fumando marihuana y escuchando música, y transmitiendo un video en vivo a la red social en la tarde de este martes, cuando, de repente, alguien empezó a disparar contra ellos. Dos de ellos se encuentran en estado crítico.


En la grabación se ve cómo los jóvenes están sentados tranquillos escuchando la música, cuando, de repente, se escuchan disparos y la cámara cae de las manos del hombre y sigue grabando. En los segundos que siguen a continuación lo único que se escucha son numerosos disparos.


La cámara caída siguió grabando desde el suelo durante la hora posterior al tiroteo, aunque la imagen no cambia y, en determinado momento, ya no se puede ver nada debido a la puesta del sol.


Durante ese tiempo se oyen las suplicas de las víctimas, que piden avisar a la policía, los intentos de algunas personas de atender a los heridos y la llegada de los médicos.


“Llamen la policía por favor, estamos tres heridos”


“Llamen la policía por favor, estamos tres heridos”, ruega una de las víctimas en la grabación. También se escucha a un hombre que durante 10 minutos intentan a ayudar a los jóvenes, insistiendo en que se queden tranquillos y despiertos a la espera de lo médicos.


“Dame tu mano”, “quédate conmigo”, y “todo va a salir bien, están llegando por tí”, dice el hombre a uno de los heridos. “Mantengan todos sus ojos abiertos… Sigan escuchando mi voz”, añade dirigiéndose a todos.