(AP)

(AP)




El Senado de los Estados Unidos anunció el miércoles que ya no proveerá a sus trabajadores con el icónico pero desplazado celular de la marca Blackberry para trabajos oficiales, ofreciendo en cambio equipos de Samsung oiPhones.






De esta manera, la compañía que alguna vez dominó el mercado de teléfonos móviles gracias a su seguridad, su capacidad de enviar e-mails y su característico teclado físico, pierde a los últimos consumidores cautivos que tenía, cómo constata el portal especializado Engadget.






Los funcionarios públicos en el Senado de EEUU eran uno de los últimos mercados de la marca (AP)

Los funcionarios públicos en el Senado de EEUU eran uno de los últimos mercados de la marca (AP)




La relación de exclusividad entre el Senado y Blackberry duró diez años.






Blackberry lleva años de caída frente a sus competidores principales y desde hace un tiempo hay rumores de su posible bancarrota.






El Senado estadounidense, sin embargo, seguirá consumiedo servicio técnico para quienes no deseen cambiar su BlackBerry, y mientras duren y sean reemplazados sus últimos 610 celulares de ese tipo en uso actualmente.