En las últimas horas, comenzó a surgir material fílmico sobre la denominada “Masacre de Orlando” a través de los dispositivos móviles encontrados en el sitio o bien por archivos enviados por los asistentes a sus contactos.


Uno de estos casos es el de Amanda Alvear, una joven de 29 años que se encontraba disfrutando de la fiesta junto a una amiga cuando cayó víctima de los disparos que Omar Mateen realizó con su rifle automático AR-15.


Amanda llegó a publicar un video a través de la aplicación Snapchat que fue obtenido por el Daily Mirror a través de un amigo de Alvear que logró capturarlo antes de que el mismo se borre. Cabe aclarar que Snapchat se caracteriza porque los archivos que se comparten se borran tanto del dispositivo del receptor como del servidor de la firma.


Esta grabación de Alvear es el primer material difundido a través de la prensa sobre los momentos vividos por aquellos que se encontraban en el interior del edificio en el momento de la matanza.