Joven_suicida_periscopeLa aplicación propiedad de Twitter que permite grabar vídeos en directo y retransmitirlo a través de Internet, ha sido tristemente protagonista del día. Una joven francesa de 19 años se ha suicidado en directo, al arrojarse a las vías del tren mientras emitía toda la secuencia a través de su cuenta en la aplicación.


Una joven de 19 años residente en Egly (París) se arrojó a las vías de un tren y mientras realizaba una emisión a través de su cuenta de Periscope tras anunciar a sus seguidores de Twitter que tenía pensado hacer algo en directo. Según informa Efe, la Justicia francesa ya ha abierto una investigación, después de que la opinión pública se haya hecho eco del suceso.


Al parecer, la víctima contaba con unos 1.000 seguidores y les había anunciado que pensaba hacer algo en directo, tras explicar que había sufrido una decepción amorosa, según la emisora “France Info”. Las primeras declaraciones, aseguran que la joven “habría mencionado una violación y designado a un agresor” al grabarse. De momento los investigadores se muestran muy prudentes al respecto de la realidad de esos hechos que se van conociendo.


“Lo que va a suceder va a ser muy impactante, pero no lo estoy haciendo por histeria”, sino para “enviar un mensaje”, señaló la joven, antes de arrojarse a las vías del tren, según informa RT. En el inicio del vídeo la joven aparece sentada en un sillón y tras un tiempo con la pantalla en negro y en el que se escuchan diferentes voces de los socorristas que asistieron, la emisión concluye. Por su parte, Efe añade que el suceso también fue grabado por las cámaras de videovigilancia de la estación de Egly.


Los gendarmes recibieron el aviso de uno de los usuarios que estaba siguiendo la emisión en directo. El hombre aseguró a la policía que la chica no se encontraba bien, pero no llegaron a tiempo de impedir el trágico final. Según las primeras conclusiones la chica habría enviado también un SMS a un allegado justo antes de saltar a las vías. El móvil fue recuperado por la policía y ha sido entregado a la Fiscalía de Evry y la gendarmería, que se han hecho cargo de la investigación. “No hacemos comentarios sobre las cuentas individuales”, se limitó a asegurar un portavoz de Twitter, propietaria de la aplicación, en Europa.


No es la primera situación trágica que se vive a través de la aplicación. Recientemente dos adolescentes en Burdeos, en el suroeste de Francia, golpearon hasta dejar KO a un transeúnte elegido al azar, tras anunciar que lo harían si se conectaban más de 40 usuarios a su retransmisión en directo a través de Periscope. Los dos han sido inculpados y condenados por violencia agravada con premeditación, según recoge la información de ‘El Mundo‘.