Murió la persona más longeva del mundo a los 116 Nueva YorkSusannah Mushatt Jones falleció a los 116 años en un asilo público de ancianos en Brooklyn, donde vivió durante más de tres décadas


Robert Young, un consultor del Grupo de Investigación en Gerontología con sede en Los Ángeles confirmó la información y agregó que la mujer estuvo enferma los últimos 10 días.


Jones nació en un pequeño pueblo cerca de Montgomery, Alabama, en 1899. Tuvo 11 hermanos y asistió a una escuela especial para niñas negras. Cuando se graduó de la secundaria, en 1922, Jones trabajó durante tiempo completo para ayudar a familiares en la cosecha. Dejó ese empleo un año después para comenzar a trabajar como niñera. Vivió en el norte de Nueva Jersey y después de un tiempo se asentó en Nueva York.


Sus familiares dijeron el año pasado que el amor a la familia y su generosidad fueron las causas de su longevidad. Judge agregó entonces que creía que crecer en una granja rural, en donde comía frutas y verduras frescas que ella misma cosechaba también influyó.


“Adoraba a los niños”, dijo Louis Judge de su tía en una entrevista de 2015 para la agencia de noticias Associated Press. Jones nunca tuvo hijos propios y sólo estuvo casada unos años.


Jones se convirtió en la persona más vieja registrada por la organización Guinness World Records cuando Misao Okawa, de 117 años, murió el año pasado en Tokio.


Después de mudarse a Nueva York, Jones trabajó con un grupo de sus compañeras graduadas de secundaria para comenzar un fondo de becas para que mujeres afroamericanas fueran a la universidad. También participó en el control de rentas del edificio en donde estaba su asilo hasta los 106 años.


“La señora Jones era la última estadounidense del siglo XIX”, dijo Young, cuyo organismo registra y mantiene una base de datos de las personas más longevas.


Young agregó que Emma Morano, de 116 años, de Verbania, Italia, y que es sólo unos meses menor que Jones, es ahora la persona más vieja del mundo.