Screen Shot 2016-04-19 at 9.43.19 AMSANTO DOMINGO. El niño de cinco años de edad que fue hallado en estado agónico dentro de un vehículo en reparación la tarde del pasado domingo en el sector Los Casabes, de Villa Mella acostumbraba a esconderse dentro de automóviles.


Se trata de Wilkendri Muñoz Contreras, hijo de Ingrid Esther Contreras, de 22 años y José Miguel Muñoz Jiménez, de 37, quien fue encontrado en el interior de un carro que estaba estacionado en un taller de mecánica cercano a su residencia, propiedad de Orlando Jiménez, tío del niño.


De acuerdo con el padre de la víctima, al parecer el infante no pudo accionar el sistema de bajar los cristales y abrir las puertas del carro marca Mazda, color verde, placa A319248, donde, conforme al médico legista actuante inhaló monóxido de carbono, el cual le provocó la muerte.


Muñoz Jiménez dice que a pesar de la ausencia del menor de sus cuatro hijos fue notada alrededor de la 1:00 de la tarde y era buscado por familiares y vecinos, no fue hasta las 6:00 de la tarde cuando lo hallaron.


“Cuando yo llegué fue que lo encontramos, porque llegamos a la conclusión de que él tenía la costumbre de meterse en los vehículos a jugar. Ya él lo había hecho en un vehículo que yo tengo, pero en el que yo tengo él pudo salir porque los cristales se bajan con manubrios, pero este es eléctrico”, dijo Jiménez, tras relatar que Wilkendri expulsaba espuma por la boca y la nariz.


Define a su vástago como alegre; con la inquietud propia de su edad y querido por los vecinos, quienes dice han mostrado gran pesar por el incidente.


El cuerpo de Wilkendri será sepultado a las 10:00 de la mañana en el Cementerio de Los Casabes del sector del mismo nombre, en el municipio Santo Domingo Norte.


Otro caso
El pasado 30 de marzo una niña de 10 meses murió asfixiada dentro del vehículo de su padre, en el parqueo del Coliseo de Boxeo Carlos “Teo” Cruz, en el Ensanche La Fe, luego de que a éste supuestamente se le olvidara dejarla en la guardería.


El padre de la menor, quien la llevaba todos los días a una guardería, olvidó a la pequeña y cuando regresó al vehículo, alrededor de las 3:00 de la tarde, luego de concluir su jornada laboral en el Ministerio de Salud Pública, halló el cuerpo sin vida de su hija.