papaCIUDAD DEL VATICANO.– El papa Francisco dijo hoy que “no podemos ignorar el sufrimiento de los hombres y si lo hiciéramos estaríamos ignorando a Dios”, en su catequesis durante la audiencia general celebrada en la Plaza de San Pedro del Vaticano.


Francisco introdujo su catequesis hablando de la parábola del buen samaritano y explicó que “el verdadero amor tampoco hace distinciones entre personas, sino que ve a todos como prójimos que necesitan de nuestra ayuda y cercanía”.


Para el pontífice, “ante el sufrimiento de tanta gente herida por el hambre y la injusticia uno no puede ser espectador, pues ignorar el sufrimiento del hombre es ignorar a Dios, pues si no me acerco a esa mujer, a ese anciano o a ese niño no me acerco a Dios”.


Jorge Bergoglio hizo también hincapié en que “no se puede clasificar a quién es el prójimo o no”, al referirse a quien hace distinción entre “mis familiares, mis compatriotas o aquellos de mi religión”.


Francisco afirmó que Dios no hace distinción y agregó: “Tu puedes mostrarte cercano a cualquiera que encuentres que lo necesite”.


La audiencia general se celebró en San Pedro ante cerca de 25.000 fieles presentes en la plaza, según datos de la prefectura vaticana.