Screen Shot 2016-04-21 at 12.54.50 PMNUEVA YORK. “Yo lo hice, arréstenme”, fueron las palabras de Stephanie Lora, una dominicana de 21 años de edad, después de asesinar a su hermano Jeffrey Lora, de 19, de una puñalada en el pecho el pasado lunes en una torre de apartamentos en la avenida Saint Nicholas, esquina calle 178, en el corazón del Alto Manhattan.


La tragedia surgió luego de una discusión por el cuidado de un hermanito autista de ambos. El interrogatorio revela que cuando los agentes tocaron a la puerta del apartamento, la joven les abrió porque esperaba a las autoridades y les pidió a los policías que la arrestaran.


Lora relató a los investigadores que cuando estaban discutiendo, Jeffrey le dio dos bofetadas, por lo que fue a la cocina y cogió del fregadero un cuchillo, con el que le propinó la estocada en el pecho.


Los policías revelan en los documentos de la corte que la joven no se resistió al arresto, se dio vuelta y puso sus manos hacia atrás para que la esposaran.


La joven fue acusada el martes en la Corte Criminal del Distrito de Manhattan por asesinato en segundo grado y posesión criminal e ilegal de un arma peligrosa.